Artículos recientes

Historia, elaboración y tipos de chorizo

Historia, elaboración y tipos de chorizo

¿Sabes las variedades de chorizos que existen en el mercado?

Antes de entrar en materia vamos a comenzar a hablar de chorizos...Pero este post es de chorizos de comer, no de chorizos de políticos que están muy de moda....

Así que eso, comenzamos hablando de la historia del chorizo y sus tipos

HISTORIA DEL CHORIZO

El chorizo es un embutido tradicional de la cocina y gastronomía española aunque hay que tener en cuenta que este tipo de embutido no sólo se consume en España ya que su consumo es muy característico de Portugal, y de países latino americanos, también es frecuente su consumo en Hungría, y Alemania.

Su consumo viene de los pueblos, en la habitual matanza que se hace en los pueblos en los meses de diciembre y enero, se aprovecha todo lo que el cerdo tiene para obtener este delicioso manjar. 

ELABORACIÓN  DEL CHORIZO

El mondongo del chorizo, el chorizo se hace con carne picada de cerdo, se le añade especias y ajo, como hemos dicho anteriormente se aprovecha todo lo que viene del cerdo, por lo que una vez la carne picada y añadida las especias se usa una máquina para poder crear el chorizo típico que es introducido en las tripas del cerdo, normalmente las tripas del intestino delgado, a no ser que sea chorizo cular que si es así, se utiliza las tripas del intestino grueso

Pasos en la elaboración del chorizo

1.- Estas tripas son extraídas y lavadas previamente por las personas integrantes del mondongo, en los pueblos es muy habitual que varias familias se reúnan para poder hacer el mondongo de manera correcta.

2.- Una vez limpias las tripas, se deberá picar carne de cerdo, y añadirle especias normalmente la más importante es el pimentón esto hace el color característico del chorizo, el rojo. Para considerarse chorizo, deberá de llevar ajo y pimentón, este caso caracteriza el chorizo de España, no obstante en otras partes no sería necesario.

3.- Una vez hecho esto se deberá curar de manera natural, es decir, al aire libre y teniendo cuidado con diferentes insectos que pueden provocar que el alimento se tenga que desechar, se puede curar de manera natural o ahumada.