CINCO BODEGAS QUE VISITAR EN TERUEL

Debido a la gran tradición vinícola de la península ibérica, el enoturismo es una corriente que ha motivado a muchas bodegas a ofrecer experiencias a visitantes. Así, en España, en los últimos años se ha desarrollado una nueva forma de ocio, fruto de esa inquietud por conocer más de una de nuestras joyas gastronómicas. Dentro de las zonas que se han visto beneficiadas por este fenómeno, está el Bajo Aragón. La producción de vid y la calidad de ésta, en la zona no tiene nada que envidiarle a denominaciones de origen tales como la Ribera del Duero. Las cepas que se plantan en el Bajo Aragón se corresponden con un clima mediterráneo y semicontinental, lo cual favorece su desarrollo y le da un valor vitvinícola único. Esto, sumado a un suelo calcáreo y arcilloso, ha podido dar lugar variedades únicas, como lo es el Derechero de Muniesa (Teruel).

La acidez de la tierra y la , son también factores que contribuyen a que tanto vinos blancos, rosados o tintos, producidos en esta zona, cuenten con indicación geográfica protegida (IGP).

  •  Tintos: intenso aroma a frutos rojos, regaliz y madera, jugosos, largos y presistentes.
  • Blancos: aromas intensos, afrutados y frescos. Agradables al paladar y con viveza. Variedades como la Macabeo.
  • Rosados: frescos, suaves, florales con final afrutado. Potentes y voluminosos en la boca. Frecuentemente elaborados con uvas garnacha.


- En Degusta Teruel podrás encontrar una selección de vinos de nuestro territorio. -

Lagar d´Amprius

Además de trabajar la uva garnacha, aquí encontraremos cultivo de variedades internacionales como es la uva tinta de oriente próximo, Syrah, y variedades europeas de uva blanca, como son la Gewürtraminer y la Chardonnay. Ubicado en Teruel, el proyecto Lagar d´Amprius nació hace 15 años, tratando de estar muy presentes en eventos gastronómicos y de acercar al público su labor, creando catas y experiencias eventuales en las que promueven además la belleza escondida en los espacios naturales y localidades del Bajo Aragón.

Bodega Dominio Maestrazgo

Localizada en el corazón del Bajo Aragón, en la localidad de Alcorisa, esta bodega abre sus puertas al pública. Pretenden dar a conocer sus instalaciones con todos los avances de la época, que a su vez respetan el proceso tradicional de vinificación, desde la selección manual de las uvas hasta que el vino sale de la crianza en barrica dispuesto para embotellarse.

¡ 10% de descuento en tu primera compra !

Suscríbete y obten tu descuento

Bodegas Borraz

La tradición vinícola de Borraz del Maestrazgo se remonta a generaciones atrás en la misma familia. Se trata de una empresa que se ha actualizado con el paso de los años, sustituyendo los portones y prensas de madera de tracción humana por prensas y cubas de acero, pero manteniendo su cariño y dedicación a esta herencia. Esta bodega familiar, localizada en Las Planas, ofrece visitas reservadas para eventos especiales. La visita consiste en un recorrido por las instalaciones acompañado de una explicación sobre la elaboración de sus vinos, seguida de una cata y degustación de productos de la zona del Maestrazgo.

Bodega Tierramaestrazgo

Esta bodega de Alcorisa, ofrece una explicación de las técnicas de cultivo del viñedo mientras se pasea por la finca, además de una visita a la bodega en la que se recibe nociones sobre las técnicas de elaboración del vino, degustación de vinos y productos de la zona, charla sobre el maridaje y te obsequian con una botella. Se trata de un colectivo que trata con mucho vino la uva y desean compartir la experiencia vinícola con los visitantes.

Bodegas Guallart

En esta bodega de Alcañiz, es visitable todos los días de la semana. Pueden  realizarse recorridos en la que los productores explican el proceso de cultivo de las vides y cómo se lleva a cabo la vendimia. Posteriormente la propia bodega donde se muestran las fases de elaboración de distintos vinos. En Bodegas Ignacio Guallart de Viala la plantación, el laboreo y la limpieza se realizan a mano. En el procedimiento realizan los tratamientos mínimos, para que sean sus propias uvas, las que realicen su transformación de forma natural. Así que para aquellos que quieran conocer cómo es la elaboración del vino al más puro tradicional, recomendamos esta visita que finaliza con una cata de dos de sus vinos y un aperitivo.