Melocotón de Calanda

Melocotones del Bajo Aragón con su propia Denominación de Origen Protegida. Cultivados en la zona de Calanda y Mazaleón (Teruel), con una forma de maduración única. 

Comprar Melocotón de Calanda

Los melocotones del Bajo Aragón con su propia Denominación de Origen Protegida. Cultivados en la zona de Calanda (Teruel), con una forma de maduración única en la que prácticamente no recibe tratamiento. Un producto que destaca por su sabor, textura, aspecto y aroma. Encontraremos que se se encuentran reconocidas como melocotón de Calanda a la especie Prunus pérsica, procedente de la variedad autóctona Amarillo tardío y sus clones seleccionados: Jesca, Evaisa y Calante.

Calanda

Municipio turolense cuya población no alcanza los 4.000 habitantes, lugar de nacimiento del cineasta Luis Buñuel. Situado en un punto estratégico para el cultivo, siendo su zona regada por los ríos Guadalope y Gadalopillo. No es casualidad que es en esta región de Aragón dónde se produce una de las variedades de melocotón más conocidas de la península. La fama del melocotón de Calanda no se limita al territorio Español, y es que con una producción media certificada por el Consejo Regulador del Melocotón de Calanda de 3 millones y medio de kilos, ya arrastra más de 5 años en los que se exporta un 20% de ésta.

En 1992 se registró el sello Melocotones embolsados de Calanda como marca propia en el Ayuntamiento de Calanda, así, el Consistorio presentó en la Oficina Española de Patentes y Marcas.

En torno a unas 2.500 hectáreas de cultivo se extienden entre Teruel y Zaragoza, siendo el melocotón una aporte de peso a la economía del Bajo Aragón. La Denominación de Origen comprende 45 municipios al sureste de la depresión del Ebro. Decir tiene que gran parte de las empresas se corresponden con explotaciones familiares, en lugar de grandes explotaciones intensivas agrícolas.  

Características

Se trata de una fruta con un color amarillo, comprendiendo entre paja y crema. Este cromatismo se aplica la integridad de la fruta, desde la piel hasta el hueso, ya que se recoge casi maduro.

Con textura firme y con aspecto liso, sin picaduras ni marcas generadas producidas por insectos o el temporal. Esto se explica por su peculiar forma de aislarlos y protegerlos. 

El estándar de sabor por contenido de azúcar que se establece para estos melocotones es de 12 grados Brix. Una vez recogido no tanto tiempo en cámara como otras frutas. Es en este punto en el cual es apreciable su aroma. El PH en el momento de recolección ronda entre 3,5 y 4,5.

El producto final presenta un tamaño considerable, y es que mediante la técnica del aclareo se consigue un fruto carnoso con un mínimo de 73 mm de diámetro

Melocotón de calanda
Cultivo del melocotón

Cultivo

El cultivo del melocotón de Calanda requiere un especial mimo. Ya que emplea una serie de técnicas que lo hacen tan especial y codiciado. El tamaño que hemos mencionado se explica en el proceso de aclareo, ya mencionado. Esto significa que se realiza una eliminación selectiva de forma manual dejando a cada uno unos 20 centímetros mínimos de distancia. Este descarte implica un 70% de los frutos, de forma que aquellos que si que llegarán a alcanzar la maduración, lo hacen con un tamaño y una jugosidad singular.

Ciertas explotaciones emplean alfombras naturales compuestar por especies herbáceas y leguminosas, para proteger el suelo del laboreo, de esta forma se protege el árbol de otras posibles amenazas que pueden afectar a la producción. Un añadido más para el valor ecológico de este melocotón.

Denominación de Origen Protegida

El melocotón de Calanda obtuvo la DOP en 1999. En esta se establecieron y recogieron los estándares de calidad, producción y comercialización, además de la zona de producción del codiciado fruto. Técnicas tales como el aclareo y el embolsado, quedan reflejados en estos. La última actualización del certificado se dio en los Estatutos de la denominación de origen protegida "Melocotón de Calanda" en el Boletín Oficial de Aragón número 120, 26 de junio de 2017.

Aquellos melocotones que cumplen con esta normativa, son distinguidos con una etiqueta negra numerada, que certifica y permite el seguimiento del producto en la comercialización. La cual, dependiendo siempre de la meteorología, se da desde mediados de septiembre hasta finales de octubre. Fuera de este término es probable que no sea un verdadero melocotón de Calanda.

Melocotón embolsado
Denominación de origen de Calanda

Pero sin duda la técnica más singular y característica de fruto es el embolsado. Es a este proceso al que se le deben muchas de las cualidades que se destacan del melocotón de Calanda. Y es que los últimos 2 meses de maduración antes de ser recogidos, los frutos se encuentran protegidos por una bolsa translúcida, de manera que quedan protegidos de factores climáticos, agentes externos y productos fitosanitarios. El embolsado comienza a mediados de junio y se efectúa de forma manual, de forma que cuidadosamente se cubren uno a uno cada melocotón. Es así como consiguen su color y aspectos tan reseñables.

Aunque constan registros de la existencia de cultivos del melocotón ya en la Edad Media, el embolsado no aparecería hasta hace 50 años. Es indiscutiblemente el factor más distintivo que tiene la producción en Calanda. 

Nuestras categorías más visitadas