Las trufas, con su aroma inconfundible y su sabor profundamente sofisticado, han cautivado los paladares de amantes de la gastronomía de todo el mundo. Consideradas "el diamante negro" de la cocina, estas joyas subterráneas han ganado renombre por su exclusividad y singularidad.

El sabor único de la trufa es difícil de describir con precisión: es una mezcla de terroso, almizclado y a menudo se asocia con toques de nuez y ajo. Su complejidad y riqueza hacen que las trufas sean un ingrediente codiciado en la alta cocina.

Una de las formas más exquisitas de disfrutar el sabor de las trufas es a través de una salsa de trufa. Esta mágica preparación culinaria tiene el poder de transformar platos simples en obras maestras gourmet. La salsa de trufa, con su riqueza y profundidad de sabor, puede elevar la experiencia gastronómica a un nivel completamente nuevo.

Si quieres adquirir trufa de calidad puedes hacerlo pinchando aquí: Compra trufa negra a domicilio

Así que, en este post, te enseñaremos cómo preparar tu propia salsa de trufa, para que puedas experimentar la magia de la alta cocina en la comodidad de tu hogar y sorprender a tus invitados con un toque de elegancia inigualable.

Comprar trufa negra a domicilio

¿Cómo preparar salsa de trufa?

Ingredientes:

1 taza de crema espesa

2 cucharaditas cucharadas de trufas frescas ralladas

Sal y pimienta negra al gusto

Instrucciones:

En una pequeña cacerola, calienta la crema espesa a fuego medio-bajo. No dejes que hierva, simplemente caliéntala lo suficiente como para que esté tibia.

Agrega la trufa fresca rallada a la crema caliente. La cantidad de aceite de trufa que agregues depende de tu gusto personal. Comienza con 2 cucharaditas y luego ajusta según sea necesario. La trufa es bastante aromática, por lo que una pequeña cantidad puede tener un gran impacto en el sabor.

Revuelve bien para incorporar la trufa en la crema.

Prueba la salsa y sazona con sal y pimienta negra al gusto. Agrega más trufa si deseas un sabor más pronunciado.

Cuando la salsa esté caliente y bien mezclada, retírala del fuego.

Sirve la salsa de trufa sobre tu plato principal, ya sea pasta, carne, pescado o verduras. Esta salsa simple realzará instantáneamente el sabor de cualquier plato.

Ideas de platos con salsa de trufa

La salsa de trufa es un acompañamiento versátil que puede acompañar a una amplia variedad de platos. Aquí te proporcionamos algunas sugerencias y ejemplos de platos que combinan especialmente bien con esta deliciosa salsa:

- Pasta Fresca.

- Risottos. 

- Carnes. 

- Patatas.

- Huevos fritos y revueltos. 

- Tortillas.

- Pizzas. 

- Ensaladas.

- Pescados.

Recuerda que la clave para usar la salsa de trufa es no exagerar; su sabor es rico y potente, por lo que a menudo una pequeña cantidad es suficiente para realzar el plato. Experimenta con estas ideas y adapta la salsa de trufa a tus platos favoritos para disfrutar de una experiencia culinaria gourmet en casa.

Recetas con salsa de trufa

A continuación te mostramos nuestras recetas favoritas en las que puedes utilizar tu salsa de trufa. ¡Esperamos que las disfrutéis!

Pasta con salsa de trufa

Si ya tienes una salsa de trufa previamente elaborada, puedes usarla para preparar una deliciosa pasta con trufa en muy poco tiempo. Aquí tienes una receta simple para aprovechar tu salsa de trufa preparada:

Ingredientes:

- 250 gramos de pasta (puedes usar espagueti, fettuccine o cualquier otra pasta de tu elección)

- 1/2 taza de salsa de trufa preparada

- 2 cucharadas de mantequilla

- Sal y pimienta negra al gusto

- Queso parmesano rallado (opcional, para servir)

- Perejil fresco picado (opcional, para decorar)

Instrucciones:

Cocina la pasta: Lleva una olla grande de agua con sal a ebullición y cocina la pasta según las instrucciones del paquete hasta que esté al dente. Luego, escurre la pasta y reserva un poco del agua de cocción (aproximadamente 1/4 de taza) antes de drenarla por completo.

Calienta la salsa de trufa: En una sartén grande, calienta la salsa de trufa a fuego medio. Si la salsa es muy espesa, puedes agregar un poco de agua de cocción de la pasta para diluirla y ajustar la consistencia según tu preferencia.

Incorpora la pasta: Agrega la pasta cocida a la sartén con la salsa de trufa caliente y mezcla bien para que la pasta quede completamente cubierta con la salsa.

Añade la mantequilla: Incorpora las 2 cucharadas de mantequilla a la pasta con trufa y mezcla hasta que la mantequilla se derrita y se integre con la salsa.

Sazona al gusto: Sazona la pasta con sal y pimienta negra al gusto. Ten en cuenta que la salsa de trufa ya puede ser bastante sabrosa, así que ajústala según tus preferencias personales.

Sirve caliente: Sirve la pasta con trufa en platos individuales. Si lo deseas, espolvorea queso parmesano rallado y perejil fresco picado sobre la pasta antes de servirla.

Pasta con salsa de trufa

Risotto con salsa de trufa

Hacer un risotto con salsa de trufa es una excelente idea para disfrutar de un plato elegante y delicioso. Aquí tienes una receta simple para preparar un Risotto con Salsa de Trufa:

Ingredientes:

- 1 taza de arroz Arborio o Carnaroli (arroz para risotto)

- 1/2 taza de vino blanco seco

- 4 tazas de caldo de pollo o caldo de verduras caliente

- 2 cucharadas de mantequilla

- 1 cucharada de aceite de oliva

- 1/2 cebolla picada finamente

- 2 dientes de ajo picados

- 1/2 taza de salsa de trufa preparada

- 1/4 de taza de queso parmesano rallado

- Sal y pimienta negra al gusto

- Perejil fresco picado (opcional, para decorar)

Instrucciones:

Calienta el caldo: En una cacerola grande, calienta el caldo de pollo o caldo de verduras a fuego medio. Mantén el caldo caliente mientras preparas el risotto.

Saltea la cebolla y el ajo: En una sartén grande, calienta el aceite de oliva y 1 cucharada de mantequilla a fuego medio. Agrega la cebolla picada y el ajo picado y saltea hasta que estén tiernos y transparentes, aproximadamente 3-4 minutos.

Añade el arroz y el vino: Agrega el arroz Arborio o Carnaroli a la sartén con la cebolla y el ajo, y revuelve durante 1-2 minutos hasta que los granos de arroz estén ligeramente tostados. Luego, vierte el vino blanco y cocina, revolviendo constantemente, hasta que el vino se absorba en el arroz.

Cocina el risotto: Comienza a agregar el caldo caliente, una cucharón a la vez, al arroz. Cocina a fuego medio-bajo y remueve constantemente. A medida que el caldo se absorbe, agrega más caldo y continúa cocinando y removiendo durante unos 18-20 minutos, hasta que el arroz esté tierno y tenga una textura cremosa.

Añade la salsa de trufa: Cuando el risotto esté casi listo, agrega la salsa de trufa preparada y mezcla bien. La salsa de trufa le dará un sabor y aroma intensos al risotto. Si lo prefieres, puedes ajustar la cantidad de salsa de trufa según tu gusto.

Incorpora el queso y la mantequilla: Retira la sartén del fuego y mezcla el queso parmesano rallado y la cucharada restante de mantequilla en el risotto. Continúa mezclando hasta que el queso se derrita y el risotto esté bien cremoso.

Sazona y sirve: Sazona el risotto con sal y pimienta al gusto. Sirve caliente en platos individuales, y si lo deseas, espolvorea perejil fresco picado por encima para darle un toque de color y frescura.

¡Disfruta de este exquisito risotto con salsa de trufa! Es un plato impresionante que seguro dejará una impresión duradera.

Rissoto de trufa

carne con salsa de trufa

Aquí tienes una receta para preparar carne con salsa de trufa:

Ingredientes:

- 2 filetes de carne (solomillo, filete de ternera, pechuga de pollo, etc.)

- Sal y pimienta negra al gusto

- 2 cucharadas de aceite de oliva

- 1 taza de salsa de trufa previamente elaborada (ajusta la cantidad según tu preferencia)

Instrucciones:

Prepara la carne: Asegúrate de que los filetes estén a temperatura ambiente antes de cocinarlos.

Sazona ambos lados de los filetes con sal y pimienta negra al gusto.

Calienta la sartén: Calienta una sartén grande a fuego medio-alto y agrega el aceite de oliva.

Dora la carne: Coloca los filetes en la sartén caliente y cocina de acuerdo a tu preferencia de cocción (por ejemplo, para término medio, cocina aproximadamente 4-5 minutos por cada lado para filetes de res). Voltea los filetes una vez durante la cocción. Luego, retira los filetes de la sartén y colócalos en un plato. Cubre los filetes con papel de aluminio para mantenerlos calientes.

Calienta la salsa de trufa: En la misma sartén en la que cocinaste la carne, agrega la salsa de trufa previamente elaborada. Caliéntala a fuego medio-bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté caliente. No es necesario que hierva.

Sazona y sirve: Sazona la salsa de trufa con un poco de sal y pimienta al gusto. Vierte la salsa de trufa caliente sobre los filetes de carne.

Decora y sirve: Opcionalmente, puedes decorar el plato con un poco de perejil fresco picado o unas láminas finas de trufa si las tienes.

¡Listo! Ahora puedes disfrutar de tu carne con salsa de trufa previamente elaborada. Este plato es ideal para ocasiones especiales o cuando quieras un plato elegante y delicioso con un toque de lujo.

Carne con saksa

En resumen, la salsa de trufa negra es un verdadero tesoro culinario que puede elevar cualquier plato a un nivel de sofisticación y sabor excepcionales. Su aroma y sabor inconfundibles hacen que sea una adición perfecta para platos como pasta, carnes, huevos, risotto y más. Al experimentar con esta deliciosa salsa, descubrirás la versatilidad de la trufa negra en la cocina y cómo puede transformar tus comidas en experiencias gourmet.

Ahora que has aprendido a preparar esta exquisita salsa de trufa negra y cómo utilizarla, ¡te invitamos a explorar tu creatividad culinaria y disfrutar de las maravillas que este ingrediente puede aportar a tus platos! ¡Buen provecho y a disfrutar de la magia de la trufa negra en tu cocina!

¡7% DE DESCUENTO EN LA PRIMERA COMPRA!

DE FEBRERO A NOVIEMBRE