QUESOS ESPAÑOLES:TIPOS DE QUESOS CON ORIGEN ESPAÑOL

España tiene muchísimas características a destacar: su gente, su ambiente y, sobretodo, su gastronomía. No cabe duda, todo el mundo coincide en que la gastronomía de España es excelente. Además, la dieta mediterránea consigue destacar los mejores productos que se pueden encontrar en la Península. Por ejemplo, el jamón serrano sería uno de los alimentos que más sorprenden y encantan a los turistas. La paella, un clásico, también destaca. Aunque, en el post de hoy, hablaremos del queso. Sí, España tiene una gran variedad de quesos, elaborados con distintos tipos de leche, con diferentes tiempos de curación, etcétera. Todos ellos, con multitud de sabores diversos, proporcionan un abanico de posibilidades para aquellos paladares más exigentes.

En concreto, en España se producen más de 150 quesos hoy en día, pero en este post, vamos a mostrarles 26 quesos con “Denominación de Origen Protegida (DOP)”. Se trata de quesos muy distintos, producidos en varias provincias españolas y que, seguramente, desconocían.

TIPOS DE QUESOS ESPAÑOLES CON DENOMINACIÓN DE ORIGEN PROTEGIDA

Torta del Casar: se trata de un queso popularmente conocido por su firme corteza exterior y su sorprendente interior cremoso. Elaborado exclusivamente con leche de oveja y cuajo vegetal, le confieren un sabor intenso. Gracias a sus características, la Torta del Casar es un queso ideal para combinarlo con carnes o pastas.

Afuega’l Pitu: este queso, con su peculiar nombre, proviene de Asturias. Está elaborado con leche entera pasteurizada de vaca. Sus principales características es que se trata de un queso graso, pastoso y con un sabor suave y nada salado. Puede ser de color amarillento o, si se le añade pimentón, su color se convierte en naranja.

San Simón da Costa: es un queso elaborado con queso de vaca, y una de sus características más peculiares es que, para su elaboración requiere de un ahumado que únicamente se lleva a cabo en madera de abedul. Gracias a este ahumado, el queso San Simón da Costa presume de un sabor y un aroma excepcionales.

Cabrales: queso conocido por  muchos de ustedes, elaborado a partir de leche de vaca, oveja y cabra. Los diferentes tipos de leche se mezclan según cada quesero, confiere diferentes variedades de Cabrales. Se caracteriza por su aroma y sabor intensos y penetrantes. Además, tiene una textura seca que dificulta su corte, por lo que tendrá que ir con cuidado al servirlo.

Gamoneu: al igual que el queso Cabrales, el Gamoneu también está elaborado con leche de vaca, oveja y cabra, o bien, una mezcla de ellas. Tiene una textura similar al queso mencionado anteriormente, es seco y con un sabor intenso pero un poco más cremoso.

Roncal: producido desde hace siglos en Navarra, es un queso elaborado mediante leche de oveja. Destaca su elevada cantidad de calcio, que lo hace especialmente recomendable hacia aquellas personas que padecen osteoporosis. Es un queso firme, que se recomienda tomar a temperatura ambiente para poder disfrutar de su aroma y sabor en toda su intensidad.

Quesucos de Liébana: se trata del queso más típico de Cantabria, elaborado con leche de oveja. Nació en los puertos de Ávila con aquellos ganaderos que, para aprovechar la leche del ganado, creaban los quesucos. Ya lo sabe, si visita Cantabria no olvide probar uno de sus quesos más antiguos y exquisitos.

Zamorano: como indica su nombre, es un queso elaborado en Zamora, con leche de oveja. Es un queso suave y, en función de si está más o  menos curado, su textura es más untuoso o más seco. En función de su gusto, escoja un queso curado o semicurado. ¡Seguro que no le defraudará!

Idiazábal: es un queso elaborado con leche de oveja y con un tiempo de curación no superior a los 2 meses. Una característica curiosa es que contiene un bajo porcentaje de hidratos de carbono que lo convierte en un queso excelente para la prevención de caries. En cuanto a su textura, es compacta y firme. Su sabor, intenso.

Mahón: un clásico de Menorca, elaborado con leche de vaca. Lo puede encontrar de diferentes tipos según el tiempo de curación: tierno, semicurado, curado. En su sabor destaca una mezcla de mantequilla, frutos secos, la leche… Un placer para el paladar.

Picón: elaborado con leche de oveja, su nombre ya le indica el sabor que tendrá este queso: picante. Es un queso sorprendente, ideal para aquellos más atrevidos y que disfrutan con ese regusto picante que les va a dejar.

Tetilla: muy conocido, elaborado en Galicia con leche de vaca. Su forma recuerda a una “mama”, ya que el queso, en su inicio, se deja cuajar en unos embudos que le confieren esa forma tan característica. Llama la atención su fina corteza y su textura mantecosa, característica que lo convierte en ideal para untarlo en pan.

Palmero: es un queso elaborado en las Islas de Gran canaria, con leche de cabra. Suele consumirse en su forma tierna para poder apreciar perfectamente el sabor de la leche y el cuajo. Aunque, también pueden encontrarse semicurados y curados.

Cebreiro: queso gallego elaborado con leche de vaca. Puede consumirse en forma de queso fresco, pudiendo apreciar el sabor de la leche o, si lo prefiere, en queso curado, con un sabor más intenso y seco.

Yo como D. QUIJOTE Y SANCHO, también he comido QUESO DE TRONCHON

"Si vuesa merced quiere un traguito, aunque caliente, puro, aquí llevo una calabaza llena de lo caro, con no sé cuántas rajetas de queso de Tronchón, que servirán de llamativo y despertador de la sed, si acaso está durmiendo." "...dieron fondo con todo el repuesto de las alforjas, con tan buenos alientos, que lamieron el pliego de las cartas, sólo porque olía a queso"

Miguel de Cervantes. Don Quijote de la Mancha - Segunda parte - Capítulo LXVI

 

¡10% DE DESCUENTO EN TU PRIMERA COMPRA!

Suscríbete y obtén tu descuento

Arzúa – Ulloa: al igual que el queso anterior, se produce en Galicia a partir de leche de vaca. Destaca su sabor a leche con un toque salado. También, puede adquirirse en forma de queso fresco o curado, con un tiempo mínimo de curación de 6 meses.

Nata de Cantabria: similar a un queso fresco, elaborado con leche de vaca. Su sabor es suave, similar a la mantequilla, y poco salado y, su textura, cremosa.

Camerano: se trata de un queso elaborado con leche de cabra y en el que, en su producción, se usan los mismos métodos que hace años atrás. Se puede encontrar en queso fresco, tierno, curado y semicurado.

Manchego: sin lugar a dudas, es uno de los quesos más conocidos y apreciados en nuestro país. Elaborado a partir de leche de oveja, destaca su sabor fuerte e intenso y su textura granulosa.

Majoreiro: queso elaborado con leche de cabra, con un sabor un tanto ácido pero agradable al paladar. Es un tipo de queso graso, que cursa con un tiempo de maduración entre 8 y 60 días.

Casín: curioso queso elaborado en Asturias a partir de leche de vaca. Con un aroma fuerte y potente, su sabor no es apto para todos los gustos. Es un queso fuerte y picante, que no siempre va a satisfacer a todos sus invitados. Aun así, pruébelo. ¡Innove!

Ibores: producido en Extremadura a partir de leche de cabra. Como mínimo, requiere de 100 días de maduración, que le proporcionan una textura firme, suave y mantecosa. En cuanto a su sabor, es un tanto picante, ácido y salado.

Flor de Guía: es un queso elaborado a partir de leche de oveja de raza canaria, característicamente graso o semigraso. Su sabor es amargo, ácido y salado, con un aroma intenso y penetrante.

Cerdanya y L’Alt Urgell: para su elaboración se usa leche de vaca pasteurizada. Su sabor es suave y muy agradable, con una consistencia cremosa y tierna.

Murcia al Vino: queso elaborado a partir de leche de cabra, con un tiempo de curación de aproximadamente 45 días. Su nombre viene dado porque la corteza está lavada con vino tinto, y es el que le confiere ese color característico. El sabor es poco salado, ácido y la textura cremosa.

Murcia: al igual que el queso anterior, está elaborado con leche de cabra. Tiene un aroma suave, es poco salado y puede encontrarse como queso fresco o curado.

La Serena: elaborado con leche de oveja y, quizás, es el queso más exquisito de todos. Para la producción de un queso se necesitan 15 ovejas. Otra característica que le confiere su exquisitez es que el cuajo usado es un cardo silvestre. Como no podía ser de otra manera, su sabor es excepcional… ¡les invito a que se den un capricho!

 

QUESOS DE TERUEL

Quesos el Aljibe: elaborado con leche cruda de oveja, es un queso que se puede encontrar tanto en formato semicurado cómo curado, un sabor único, y bien tratado, ya que las ovejas pertenecen a la misma quesería, por lo que  se conoce perfectamente la alimentación que les aporta.

Quesos  de Albarracin: posiblemente sean los quesos más conocidos de Teruel y por supuesto de la sierra de Albarracin, elaborados en su mayor parte gracias a leche cruda, esta quesería que produce gran cantidad de quesos, ha sido galardonada varias veces en el certamen de World Cheese Awards, siendo la quesería más premiada de España.

Quesos de Tronchón: posiblemente sea el queso más Antiguo de España, sus primeras referencias se hacían en torno a 1615, elaborados con leche cruda, estos quesos siguen siendo una referencia turolense, ya que su forma y su elaboración artesanal los hacen indescriptibles.

Y para  terminar esperamos que le haya gustado este post en el que hablamos de todo referente a quesos a nivel nacional y a nivel turolense. Os dejamos con una cita de D.Quijote, que jamás pudo olvidar el queso de tronchón

10% de descuento en tu primera compra

¡Suscríbete! 

Tenemos los mejores productos gourmet, con unos precios increíbles, aprovéchate de este descuento en tu primera compra.