Pastas sin gluten

Pastas elaboradas artesanalmente con ingredientes sin gluten, galletas de chocholate, pasta de Té, palmeras, bizcocho, magdalenas y mucho más.

Pastas sin gluten y sin lactosa

A quién no le gusta el dulce? Como dice el refrán, “a nadie le amarga un dulce”. Y es la verdad. Las pastas y dulces nos alegran la vida. Las relacionamos con actos de felicidad: celebraciones, retos conseguidos… Por eso, siempre que sucede algo bueno, allí están para que disfrutemos de ellas.

Sin embargo, hasta hace unos años, los celíacos tenían problemas severos con este tipo de alimentos. Todavía era difícil encontrar en una gran superficie estanterías con productos sin gluten. Y, además, aquellas tiendas que los ofrecían lo hacían a un precio demasiado elevado, por lo que conseguir dulces sin gluten era similar a una exquisitez.

Como hemos comentado, hoy adquirimos dulces y pastas para ocasiones en las que tenemos que celebrar algún acto. Pero… ¿por qué se empezaron a crear estos alimentos? Pues, en realidad, los primeros dulces se crearon para viajantes y mercaderes que tenían que realizar viajes muy largos y que necesitaban alimentos ligeros que les proporcionasen una gran cantidad de energía. Obviamente, cuando hablamos de “dulce” en aquellos tiempos no tenemos que pensar en los alimentos que tenemos hoy en día a nuestro alrededor. Si no que, ellos mezclaban cereales, miel y fruta para crear una masa con una gran cantidad de calorías y energía en su interior.

Actualmente, podemos encontrar mil tipos de pastas y dulces, con diferentes ingredientes como chocolate, frutas, distintos tipos de azúcar… Y, sobre todo, distintos tipos de harina que permiten cocinar pastas sin gluten y que sean aptas para todo el público.

 

¿Cómo se hacen?

Lo más importante a la hora de cocinar pastas sin gluten es el uso de utensilios que no hayan estado en contacto con productos sin gluten o que, estén bien lavados. La contaminación de los utensilios y los recipientes es indispensable para crear, no sólo un dulce que nos guste sino que no produzca daño en la persona que lo disfruta.

Existen multitud de pastas sin gluten y sin lactosa. El proceso para cocinarlas sigue los mismos pasos que si estuviéramos cocinando cualquier otra receta, pero tenemos que tener en cuenta que las harinas sin gluten son un poco más complicadas de manejar, ya que la masa no queda tan compacta. Con esto, no quiero que os desaniméis. Con esfuerzo, cariño y constancia toda receta se consigue.

 

Tipos de pasta sin gluten ni lactosa

Como podéis ver en nuestra sección, las pastas de toda la vida también pueden ser cocinadas sin gluten ni lactosa. Y, lo más importante, con el sabor de siempre.

Madalenas, palmeras de chocolate, pastas de té, bizcocho… Multitud de pastas que harán de vuestras celebraciones unos eventos inolvidables y en las que, todo el mundo querrá repetir.

 

Producto añadido a lista de deseos